miércoles, 23 de julio de 2014

Silvio Rodríguez


miércoles, 16 de julio de 2014

Lou Andreas Salome


lunes, 28 de abril de 2014

Salvar a los jóvenes

Salvar a los jóvenes

Por Marta Ruiz

Hace 15 años estuve por primera vez en Buenaventura. En aquella época muchos jóvenes rondaban por el puerto con una mochilita al hombro, esperando la oportunidad de saltar sobre algún barco para convertirse en polizones. Todos abrazaban el sueño americano, ya que en su ciudad no había oportunidades de trabajo ni de educación.

En aquel momento ya muchas voces advertían que si no se hacía algo por aquella generación, estallaría una bomba de tiempo. Y estalló. Ahora en Buenaventura se habla de casas donde se descuartizan unos a otros, y de unas reyertas entre niños que se sacan los ojos por un puñado de dólares.
En días recientes he tenido la oportunidad de viajar por un amplio territorio de los Montes de María, entre Bolívar y Sucre, y el clamor es el mismo: si no se hace algo pronto, esta generación de jóvenes será presa fácil de la violencia. Se trata de una generación que nació en pleno auge de la guerra, muchos vivieron el desplazamiento siendo niños, y han tenido que guardarse sentimientos de miedo, dolor y a hasta de rencor. No importa si han estudiado o no. El único destino para la mayoría es manejar una moto-taxi. La oferta de educación superior es escasa y la de empleo, nula. No tienen tierra para alimentar su vocación campesina, ni la acceso a la tecnología y la modernidad con las que sueñan. El consumo de droga se incrementa cada día y siguen siendo la carne de cañón predilecta de los grupos delincuenciales.

En San Juan Nepomuceno, Bolívar, por ejemplo, hay alerta por el reclutamiento de jóvenes. A principios de abril por lo menos 20 muchachos fueron invitados a cogercafé a la Sierra Nevada. Uno de ellos, Carlos Andrés Barrios, de 22 años, apareció una semana después como uno de los muertos durante un combate entre tropas del Ejército y Los Urabeños en Zaragoza, Antioquia.

Carlos Andrés no sabía nada de armas. Vendía chitos en el pueblo y se animó cuando le ofrecieron 600.000 pesos para ir a trabajar una temporada al campo. Alcanzó a llamar a su familia un par de veces para decir que lo habían llevado a un lugar desconocido y se despidió como lo hacen quienes están en el patíbulo. Su cuerpo apareció vestido de camuflado, con un fusil al lado. Su familia se pregunta cómo un muchacho de 22 años que nunca había salido de su pueblo pudo en una semana convertirse en un peligroso miembro de bacrim. Y lo enterraron en Semana Santa, con el corazón lleno de preguntas sin respuestas. Con el temor de que la historia se repita con otros dos muchachos que están oficialmente desaparecidos. Con la intuición de que esta es una nueva versión de falsos positivos, ya que el reclutador, que todos en el pueblo conocen y señalan, se mueve como Pedro por su casa en San Juan.

En toda la región hay zozobra ante la inminente salida de la cárcel de los principales jefes paramilitares este año, y porque en la zona rural han visto rondar de nuevo grupos armados, al parecer, de guerrilla. El reclutamiento, sienten los pobladores, es inminente. “Tenemos un miedo el berraco”, dice una líder de ese municipio.


“¡Salvad a los niños!” escribió hace décadas Lu Sin en el Diario de un Loco, en el que un personaje obsesionado por el canibalismo de su comunidad clama por aquellos que aún no habían comido carne humana. Yo digo que en Colombia hay que salvar a los jóvenes, si es que queremos de verdad salir de la espiral de violencia en la que estamos metidos. En el caso de Montes de María esta tarea es urgente.


domingo, 6 de abril de 2014

La problemàtica del hambre en el mundo

La problemática del hambre en el mundo
Alfredo Ramos Osorio

¿Por qué hay hambre en el mundo?
El mundo contemporáneo tiene tecnologías capaces de alimentar con suficiencia a los seis mil millones de seres humanos que hoy habitan este planeta. El desarrollo agrícola y pecuario es extraordinario y ha permitido que en algunos países se deje de cultivar muchas tierras por que no las necesitan y si las usan generarían una abundancia de productos agropecuarios que harían bajar los precios y pondría en riesgo la economía.
En Estados Unidos se produce el 50% de todo el maíz del mundo, el 30% de la soya, el 25% de la carne de cerdo, el 35% del trigo, etc. Y sin embargo viven en ese país 40 millones bajo la línea de la pobreza.
En el último informe del Banco Mundial señala que mil millones de habitantes sobreviven con menos de un dólar diario y dos mil millones con menos de dos dólares diarios. Cada 4 segundos muere un niño en el mundo por problemas asociados con el hambre.
Mientras en Estados Unidos hay más de cien millones de personas con sobrepeso, en África el 50 % de la población no alcanza a consumir las 2600 calorías mínimas que requiere un ser humano para sobrevivir.
El hambre se concentra en algunos lugares de la tierra, Estados Unidos tiene 300 millones de habitantes y consume el 27 % de los alimentos del mundo, y entre Europa y Estados Unidos consumen el 60 % de los alimentos. El otro 40% le queda a los otros continentes y países que tienen entre todos cinco mil millones de habitantes.
Las explicaciones al hambre en el mundo pueden resumirse así:
1. La mayoría de los pueblos de África, América y de Asia fueron colonias de las potencias europeas. Dicha circunstancia histórica ha impedido que estos pueblos alcancen mayores niveles de desarrollo.
Durante el período colonial y en la era del imperialismo las potencias europeas se nutrieron de las materias primas provenientes de los territorios que dominaban, y bien sabemos que el desarrollo económico de un país depende fundamentalmente de los excedentes que produce y de la reinversión de tantos excedentes como sea posible. Durante el período colonial se exportaban casi todos los excedentes de producción de las colonias y se reinvertía muy poco o casi nada.
Además los pueblos de las colonias al ser dominados, debieron adaptarse a la cultura del pueblo dominador, asumir sus valores, su idioma, su religión, y en cierta manera debieron negarse así mismos para ser “reconocidos” en la nueva cultura que se formó.
2. Las estrategias de desarrollo adoptadas por los nuevos países de América, África y Asia fueron definidas para reproducir en estos países el modelo europeo basado en la industrialización y en el urbanismo europeo y norteamericano. Sin embargo este modelo reñía con las condiciones sociales, económicas y políticas de los nuevos países y esto impidió un desarrollo rápido. Los nuevos Estados carecían de personal calificado, de recursos, de capital y de tecnología para superar los obstáculos para crecer.
3. Las características socioculturales específicas de las sociedades en desarrollo fueron ignoradas y se aplicaron políticas de desarrollo pensadas para sociedades industrializadas y no para sociedades en desarrollo. La aplicación del modelo industrial occidental, producto de sociedades muy urbanizadas en las antiguas colonias, en donde existía una población mayoritariamente rurales, creó distorsiones en las economías locales, porque las políticas favorecían más a los centros urbanos que al campo, provocando una emigración masiva hacia las nuevas ciudades. La mayoría de las capitales y ciudades importantes de América del Sur crecieron sin planeación generando graves problemas como la tugurización, la delincuencia urbana, las pandillas, la carencia de servicios públicos en zonas marginales, etc.
4. Las nuevas tecnologías aplicadas requerían de grandes capitales, muy propio del Occidente industrial donde abunda el capital y escasea la mano de obra en los años de prosperidad. Lo lógico hubiera sido el haber utilizado tecnologías que necesitaran de gran densidad de fuerza de trabajo debido a la escasez de capitales y de abundancia de mano de obra. Además, la tecnología con gran utilización de capital requería de un capital humano con alto nivel formativo y técnico, y la mayoría de las nuevas naciones tienen altos niveles de analfabetismo y la educación carece de herramientas necesarias para impulsar el desarrollo tecnológico y científico.
5. Las formas de organización comercial e industrial requeridas por el modelo industrial ha costado mucho establecerlo en los nuevos países, debido a la inexperiencia administrativa, de planeación y control.
6. En el caso de África la pervivencia de estructuras tradicionales. La mayoría de las naciones está constituida por un mosaico étnico de organizaciones tribales a las que les resulta muy difícil agruparse en las nuevas estructuras establecidas por la sociedad moderna. En muchos países africanos viven grupos enemigos por tradición y ésta situación ha generado guerras civiles que han arruinado las débiles economías africanas. En Sudán y Etiopía millones de personas han muerto por el hambre y por las enfermedades debido a las guerras internas y no alcanzaron a recibir la ayuda solidaria del mundo industrializado debido a que los ejércitos impedían que los alimentos llegaran a las personas más necesitadas.
7. En América Latina se han formado las naciones bajo el esquema de “democracias imperfectas” en donde las clases dominantes, burgueses y terratenientes dominan el Estado para mantener privilegios. Si bien las constituciones políticas ofrecen un amplio régimen de libertades públicas, los derechos económicos y sociales no abrigan a las mayorías. En las ciudades y en los campos hay mucho desempleo, los salarios son muy bajos, miles de personas viven del “rebusque”, muchos niños no reciben educación o la reciben en condiciones precarias.
8. La mayoría de las antiguas colonias sufren el flagelo del subdesarrollo que se caracteriza por:
• Insuficiencia de alimentos (menos de 2,600 calorías/día)
• Graves deficiencias en la población (altas tasas de mortalidad infantil, analfabetismo…)
• Infrautilización o desaprovechamiento de recursos naturales.
• Elevado índice de agricultores con baja productividad.
• Industrialización incompleta o restringida.
• Hipertrofia y parasitismo del sector terciario.
• Dependencia económica.
• Baja renta per. capita.
• Dislocación de las estructuras tradicionales económicas y sociales.
• Escasa integridad nacional.
• Debilidad de las clases medias en relación con el reducido porcentaje de población urbana.
• Paro, subempleo y trabajo infantil.
• Elevado crecimiento demográfico.

En algunas regiones las condiciones del suelo o del clima no permiten que las personas tengan el mínimo de calorías necesarias como en las regiones desérticas de África, América y Asia. Allí las personas sobreviven del pastoreo de ovejas, llamas, camellos, etc. Y difícilmente podrían contar con otras fuentes de alimentos. En otras regiones no se cuenta con las tecnologías para explotar los recursos naturales, o no se tiene capital o el personal calificado para hacerlo. Dadas las limitaciones de recursos muchos países carecen de industria o ésta es aún muy poco desarrollada. En países como China, India, Vietnam, Camboya, etc.., el elevado número de personas atenta contra el suministro adecuado de alimentos para todos. En casi todos los países que fueron colonias de países europeos hay desempleo crónico, se abusa del trabajo infantil y los salarios son muy bajos. Casi todos estos países deben prestar capital a los bancos internacionales en las condiciones que éstos impongan o a los países poderosos, la educación es en algunos casos es escasa y en otros de mala calidad y no permite que todos asistan al mundo escolar.

El cambio climático

Cambio climático: lo peor está por venir

El informe que presentó la ONU es la investigación más grande que se ha hecho de este fenómeno. El panorama es abrumador y Colombia no queda bien parada.

Nadie en este planeta se va a salvar de los impactos del cambio climático”, dijo Rajendra Pachauri cuando presentó el quinto informe mundial sobre el calentamiento global la semana pasada en Yokohama, Japón. El informe elaborado por el Panel Intergubernamental de Cambio Climático que él dirige es el más completo que ha hecho la humanidad sobre este tema. Participaron 500 científicos de 70 países y fueron consultados más de 12.000 estudios. Por eso las conclusiones contenidas en sus 2.600 páginas han consternado al mundo.  “Abrumador”,  “alarmista”, “apocalíptico”, “irreversible” han sido algunos de los calificativos que le ha dado la prensa internacional.

El informe sostiene una verdad que solo ahora es irrefutable. Como dijo el secretario de la Organización Mundial de Meteorología, Michel Jarraud “ya no hay ninguna duda de que el clima está cambiando y que el 95 por ciento de este cambio se debe a las actividades humanas”. Esta conclusión,  que parece obvia, es uno de los mayores aportes del estudio pues hasta hace muy poco presidentes, ministros y gerentes todavía debatían si el calentamiento global existía y si la depredación del hombre a la naturaleza era lo que lo provocaba.

Como el clima pareciera estar “enloqueciendo”, los escépticos son cada vez menos. Colombia padece en la actualidad sequías e incendios que han conmovido al país, pero el mundo no está mejor. El tifón Haiyan arrasó kilómetros en Filipinas y produjo la muerte de cerca de 10.000 personas. En Oklahoma se presentó el peor tornado que se ha visto en Estados Unidos, en Siria, Jordania e Israel nevó como nunca antes, Europa sufrió enormes inundaciones y Australia acaba de registrar el año más caluroso de su historia. El informe sostiene que en efecto 13 de los 14 años más cálidos se han producido en el siglo XXI y agrega que casi todos esos fenómenos climáticos eran predecibles.

El estudio tiene importantes conclusiones. Asegura que por cuenta del clima los conflictos armados aumentarán, que en el futuro escaseará la comida y el agua y que muchas especies y ecosistemas simplemente desaparecerán (ver recuadros).  Uno de los capítulos que más ha llamado la atención es el impacto que tiene en los océanos, pues prueba que este fenómeno ha alterado la vida marina más rápido que los 65 millones de años de evolución.

Esos cambios de clima afectarán principalmente a los países más pobres (ver mapa) y como dijo Simon Maxwell, director de la junta de la Alianza Clima y Desarrollo en la revista SEMANA Sostenible, “Latinoamérica, sin lugar a dudas, será uno de los más golpeados”.  El informe alerta que los principales ríos de Colombia han reducido sus caudales y señala que el país está entre los diez más vulnerables del mundo a la pérdida de la pesca, lo cual es grave porque millones de sus habitantes tienen en esta su principal fuente de alimentación. Además, sostiene que el 30 por ciento de la población vive en zonas costeras, muy vulnerables a eventos extremos del clima.

La ONU ya había alertado hace unos años que por su posición geográfica Colombia es el tercer país del mundo más vulnerable al cambio climático. “Este informe evidencia que situaciones como la sequía del Casanare no son una emergencia momentánea. Hoy son los chigüiros, pero mañana serán los seres humanos”, sostiene la ambientalista Claudia Martínez. El país ya sabe los costos de no prepararse para eventos climáticos. El invierno de  2010 dejó 150 personas muertas y 1,5 millones sin hogar. “La factura del cambio climático ese año no fue nada despreciable: cerca de 11 billones de pesos, que equivalen casi el 2 por ciento del PIB de 2011”, sostiene la exviceministra de Ambiente, Adriana Soto.

Pero no todo es apocalíptico. Según el informe “la región es considerada como un jugador clave en la economía mundial por el rol que juegan Colombia, Brasil y Chile”.  Al país todavía le falta mucho para prepararse para lo que viene, pero ha dado pasos importantes. A raíz de las inundaciones se creó un Fondo de Adaptación que tiene la tarea de hacer las obras que se necesitan para que esa tragedia no vuelva a suceder. El informe también destaca el proyecto de ganadería silvopastoril que busca hacer más eficiente esa actividad para que las vacas no ocupen las 38 millones de hectáreas de hoy y un sistema piloto para atender enfermedades que aumentan en los cambios del clima como la malaria. Ciudades como Cartagena y departamentos como San Andrés y Huila ya han empezado a construir sus planes de adaptación a los cambios de clima. 

Colombia tiene otra enorme ventaja y es que sus parques naturales ocupan el 12 por ciento del territorio y esa cifra podría duplicarse en los próximos años. “Las áreas protegidas han demostrado ser la manera más eficiente para manejar la mitigación y la adaptación al cambio climático”, explica la directora de Parques Nacionales, Julia Miranda. Científicamente está demostrado que tener áreas bien conservadas logra que los ecosistemas soporten los extremos climáticos. La naturaleza está tan conectada (ver recuadro) que la protección de los manglares y los corales del Caribe es indispensable para que no se derrita el Ártico. Por eso la declaratoria de las 42.000 hectáreas del páramo de Santurbán que acaba de hacer la ministra de Ambiente, Luz Helena Sarmiento, no solo es fundamental para esa región sino clave para el país.

El ecologista James Lovelock, famoso por haber creado la teoría de Gaia, dijo a propósito de este informe que quizá su mérito es que “los ambientalistas han dejado de ser una minoría, porque hoy la mayoría se preocupa por el planeta, y eso hace más difícil que nunca encasillarlos”. 

Por el pasado informe, el panel intergubernamental ganó el Premio Nobel de la Paz. Y el ex vicepresidente de Estados Unidos Al Gore recibió la misma distinción por haber enarbolado la causa del clima. Aun así el mundo no se ha puesto de acuerdo en lo que tiene que hacer para frenar lo que se viene, y no tiene mucho que mostrar en esa lucha. A pesar de que ya no hay duda de que el futuro no pinta nada bien.

Las próximas guerras

“El cambio climático, indirectamente, puede incrementar el riesgo de conflictos violentos y las guerras civiles”, sostiene el informe. Las sequías, las inundaciones y las fuertes tormentas no crearán guerras automáticamente, pero multiplicarán las amenazas económicas, políticas y religiosas que las producen. Hoy incluso se habla de “los desplazados del clima”, millones de personas que han tenido que migrar por catástrofes naturales. Se estima que en 2050 Bangladesh tendrá 50 millones de estos desplazados. En Colombia ya hay miles de ellos como los habitantes de Manatí (Atlántico) que siguen viviendo en carpas por cuenta del invierno de 2010. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha dicho que el conflicto de Darfur, Sudán, se debe también a problemas ecológicos: las lluvias cayeron en más de un 40 por ciento y el famoso economista Jeffrey Sachs atribuye la violencia en Somalia a una “volátil mezcla de falta de agua y alimentos”.

Un mundo hambriento


El calentamiento global hará que en algunos años la producción de alimentos no alcance para alimentar a toda la humanidad. Por eso, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong King, aseguró que en cinco o diez años los principales conflictos serán por hambre y sed. El informe sostiene que en países del trópico, como Colombia, la pesca disminuirá hasta un 60 por ciento. El documento agrega que si la temperatura aumenta dos grados centígrados los cultivos de maíz, trigo y arroz caerán dramáticamente. Para 2050 los precios de los alimentos se habrán duplicado y en Colombia el 80 por ciento de los cultivos se verán afectados.  Por eso, Rafael Mejía, presidente de la Sociedad Colombiana de Agricultores, ha dicho que el cambio climático ya es un problema en el país. 

El efecto mariposa

Los chinos decían que “el aleteo de las alas de una mariposa puede provocar un tsunami al otro lado del mundo”. Los impactos del cambio climático le han dado a ese proverbio la razón. El informe muestra cómo un 80 por ciento de la contaminación que llega a la Antártida proviene de Sudamérica. Esta semana un informe del Instituto Agustín Codazzi señaló que la degradación de los páramos en el Cocuy era la causa probable de la sequía que sufre Paz de Ariporo en Casanare. Al otro lado del océano, las autoridades del Reino Unido pidieron a sus ciudadanos no salir a la calle pues nubes movidas por los flujos de vientos alisios venían cargadas de polvo contaminado del Sahara que cubría las ciudades de smog.

S.O.S al amazonas

La Amazonia será una de las principales víctimas de los cambios del clima, según el informe. Se estima que en el mayor bosque que tiene el planeta las lluvias se reducirán en un 50 por ciento para 2050, de acuerdo al Global Canopy Project. Otro estudio reveló que en 2030 más de la quinta parte de la selva colombiana no existirá. Para Wendy Arenas, directora del proyecto Amazonas 2030, el informe es una alerta. “La Amazonia juega un papel crítico pues regula una parte importante de las lluvias de América Latina. Incluso la humedad de los páramos de los Andes depende de ella”, explica.





domingo, 16 de febrero de 2014

La globalización, realidades y contradicciones

La globalización: su impacto en el mundo de hoy
Alfredo Ramos

“La globalización es resultado de la modernización científica y tecnológica, originada en los países desarrollados con la revolución industrial, la que produjo consecuentemente procesos de diferenciación social y funcional”[1]. Es decir la globalización es una etapa superior del desarrollo del capitalismo, una expresión moderna de la Revolución Industrial. Una etapa que se caracteriza por la tecno –economía, por el dominio de los sistemas de información y las telecomunicaciones; ya no es el dominio de la fábrica y del trabajo operativo. El capitalismo se funda en una economía de mercado y su desarrollo permitió el desarrollo acelerado de las tecnologías. La producción también se transformó. A mediados del siglo XX, la mayor parte de los países europeos y los Estados Unidos se habían transformado en economías post – industriales, es decir, sistemas productivos basados en la provisión de servicios y alta tecnología. Las empresas se automatizaron y el trabajo de los operarios se empezó a reducir. La mayor parte de los trabajadores labora en el sector de los servicios (educación, la salud, la banca, el comercio, los medios de comunicación, etc.)
La era post – industrial se caracteriza por un predominio del sector servicios sobre el sector industrial.
Esta era es la época del dominio de las computadoras y de la revolución de la información. Tres son los cambios fundamentales:
De la esfera de lo material y tangible al mundo de las ideas: En la era industrial la mayor parte del empleo se orientaba a la producción de bienes, en la era post – industrial, el empleo gira en torno a la creación y manipulación de ideas. Programadores informáticos, escritores, analistas financieros, publicistas, arquitectos y consultores de todo tipo, son los trabajadores típicos de la era de la información.
La sustitución de las habilidades mecánicas por las comunicativas: Las empresas requieren de vendedores, personas que publiciten los bienes y servicios, que atraigan y conquisten nuevos clientes, que abran nuevos mercados, que transmitan lo que la empresa es, etc.
La descentralización laboral: Ahora se puede trabajar en cualquier lugar, desde un portátil o un fax en una oficina improvisada en una casa, en el coche, o en un avión.

Y esa era post- industrial se caracteriza por la globalización:

a. “La mundialización financiera, que implica que los capitales se mueven en el espacio y el tiempo instantánea e ilimitadamente, afectando los movimientos financieros de empresas privadas”[2]. Aunque también la economía de los gobiernos que están sometidos a las presiones y exigencias de los organismos financieros internacionales. Los capitales fluyen buscando las mejores condiciones de inversión, sin ningún criterio de responsabilidad social, a los grandes inversionistas y a las grandes multinacionales no les importa la situación de los trabajadores y en los países de la periferia o subdesarrollados establecen sus negocios explotando en forma extrema a obreros y empleados.

b. “La competitividad en esta economía globalizada se centra en la concentración de la producción de conocimientos, el incremento de la flexibilidad de los sistemas y la gestión del trabajo, la inversión en tecnología de información, el paso de grandes empresas centralizadas a redes empresariales descentralizadas cuyos nodos están compuestos por diversas formas organizativas, que hoy también son flexibles según qué y cómo produzcan. Esto ha llevado a una pérdida de poder y de peso del trabajo, sector que hoy tiene menos capacidad para incidir en las negociaciones laborales”[3]. Los Estados han perdido capacidad de intervención económica y de regulación y las grandes multinacionales y los bancos imponen condiciones sin estar muy regulados, los sindicatos, la sociedad civil, los partidos políticos han perdido capacidad de protesta y de propuesta.

c. Si bien la globalización abre espacios de mayor competencia y brinda oportunidades de nuevos mercados, la competencia entre países desarrollados y subdesarrollados es tremendamente inequitativa, los países pobres siguen vendiendo recursos naturales y materias primas y los países desarrollados venden altas tecnologías y controlan la sociedad del conocimiento. Las estadísticas demuestran que la desigualdad en lugar de disminuir está aumentando. En setenta países (el 40% de los países del mundo) el ingreso por habitante es menor que hace veinte años. Las tres personas más ricas del mundo tienen una fortuna superior al producto interno conjunto de los 48 países más pobres de la tierra. En el año 2000 el 10% de los más ricos poseía el 85 % de la riqueza mundial, y el 2% de los más ricos poseía el 51% de esa riqueza, mientras que la mitad  más pobre de la población mundial sólo tenía el 1% de esa riqueza.

d. La clave de la globalización radica en las tecnologías satélites: dinero electrónico, Internet, redes telemáticas, bioinformática, realidad virtual. Gran parte de la razón de ser de la globalización es virtual. El capital se moviliza en las redes, por eso las bolsas y el mercado financiero pueden obtener grandes ganancias en un instante o arruinarse.

e. La calidad del empleo ha disminuido y esto favorece el crecimiento de la pobreza; en los países periféricos la sociedad no se adapta plenamente al crecimiento acelerado de la tecnología y sigue predominando la escasa preparación de las personas, el desempleo, el escaso desarrollo de la educación. Además los Estados no alcanzan a solucionar problemas como la salud y la seguridad social. Las empresas han impuesto un nuevo estilo recortar puestos de trabajo, incluso en corporaciones altamente consolidadas. Si los resultados económicos no son los deseados las empresas deciden cancelar los puestos de trabajo

f. La globalización ha afectado no sólo la economía y la política sino también la cultura, los medios de comunicación y las empresas de la cultura imponen modelos de comportamiento del mundo desarrollado, el consumismo y la banalidad, y pretenden crear un modelo de cultura universal que transforma las culturas de los países más débiles e impulsa la compulsión por el consumo extremo.

g. El crecimiento poderoso de la industria ha llevado a afectar gravemente el medio ambiente, un arsenal de basura, una agresión contra los recursos naturales, la contaminación atmosférica, etc.

h. En 1948 nació la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Ciudadano. Se planteó la necesidad de construir un mundo en donde la libertad, la equidad, la dignidad y la solidaridad lograran finalmente imponerse en el mundo. La realidad es distinta, los países industrializados han logrado estándares de vida muy altos, el lujo y el desperdicio reinan por doquier, los presupuestos militares son muy altos, sin embargo la ayuda humanitaria a los países más pobres de la tierra es insignificante. Algunas ONGS (organizaciones no gubernamentales) hacen más esfuerzos que los mismos gobiernos. Un ejemplo de la insolidaridad: Si se quisiera ofrecer una cantidad mínima de alimentos a los más pobres de la tierra (2.700 calorías diarias) así como agua potable y recursos sanitarios básicos, bastaría con invertir el equivalente a lo que se gastan anualmente los europeos y los norteamericanos en perfumes. En África hay 22 millones de enfermos de SIDA, uno de cada cuatro niños morirá de esta enfermedad, bastará que los países que tienen la tecnología industrial realicen un esfuerzo y produzcan genéricos y los entreguen a los países afectados para evitar esta tragedia humanitaria. Unos 2.400 millones de personas (40% de la población mundial) viven con menos de 2 dólares diarios, por debajo de la línea de pobreza como la plantea el Banco Mundial. El Premio Nobel de Economía Joseph Stiglitz plantea que los ganaderos de Europa reciben 2 dólares diarios por vaca, esto equivaldría a que es mejor ser vaca en Europa que pobre en un país en vía de desarrollo.
i. El desarrollo económico de Colombia se fundamentó en un modelo de sustitución de importaciones entre 1930- 1990. Era un modelo proteccionista, evitaba la entrada masiva de bienes extranjeros al país, estimulaba las exportaciones, el Estado dirigía la actividad productiva y fomentaba varias actividades económicas, además poseía empresas propias. Ese modelo permitió el desarrollo de la industria en el país, la inversión en infraestructura, y el incremento de la cobertura en la educación. El modelo no logró un mejoramiento significativo de los indicadores de desarrollo humano, se favorecieron fundamentalmente los grandes grupos empresariales, el surgimiento de poderosos monopolios, y la alianza entre la dirigencia política y las élites económicas. Muchos sectores económicos no lograron en los sesenta años del modelo mejorar ostensiblemente sus niveles de productividad ni sus procesos tecnológicos. Para 1990 el país entró de lleno en las recomendaciones del Consenso de Washington, surgió entonces a plenitud la ideología dominante de la globalización: el neoliberalismo. Colombia liberó las importaciones, el Estado privatizó sus empresas, incluso aquellas que les era rentable, favoreció la inversión extranjera, construyó pactos y tratados de libre comercio con otros países, impulsó la privatización de la educación y de la salud, entre otras medidas. Los resultados son bastante contradictorios, si bien la gran industria ha mejorado su equipamiento tecnológico y productivo, muchos pequeñas y medianas empresas han sido barridas por la competencia creada con las compañías extranjeras. De exportadores agrícolas pasamos a importar más de diez millones de toneladas de alimentos al año. La salud y la educación cayeron, en muchos casos en manos, de empresarios ambiciones e inescrupulosos. A pesar que el modelo aperturista llamaba la mejoramiento de la competitividad, nuestra infraestructura (puertos, aeropuertos, carreteras, etc.) adolece de graves problemas. Ahora el país depende de la exportación, principalmente, de productos mineros y la industria nacional, tal como lo indican los datos del DANE para el 2013 prácticamente está estancada y el desempleo se ha convertido en un mal crónico para Colombia. Nos hemos potenciado en el campo de las comunicaciones y de la información, pero somos un país que investiga muy poco y nuestro sistema educativo no nos prepara para enfrentar la competitividad que nos demanda la globalización.

Conclusiones:
1.       A pesar del crecimiento económico y el avance de la tecnología pueden ser benéficos para la humanidad,  en la actualidad el desarrollo de la economía no está contribuyendo de manera efectiva a mejorar los indicadores de desarrollo humano, los problemas de salud, de miseria, de hambre están afectando a millones de seres humanos en el mundo. Los datos del Foro de Davos que se clausuró en la tercera semana de enero de 2014 son aterradores: “El 1% de las familias poseen el 46% de la riqueza mundial...Si sólo las 10 personas más ricas del mundo renunciaran a su riqueza, el billón de personas con hambre que hay en el mundo podría ser alimentado con esos dineros durante los próximos 250 años. sólo las 10 personas más ricas del mundo renunciaran a su riqueza, el billón de personas con hambre que hay en el mundo podría ser alimentado con esos dineros durante los próximos 250 años... Las 85 personas más ricas del planeta —muchas de ellas o sus representantes estaban en el Foro de Davos haciendo oídos sordos— tienen el equivalente a todos los recursos de los 3.570 millones de habitantes más pobres…Son millones los niños que duermen en la calle, sin techo, mientras el millonario promedio del mundo posee 18 casas que no alcanza a usar durante el año…Los medios masivos de comunicación en Estados Unidos emplean 110 horas en noticias de celebridades por cada hora que emplea cubriendo la creciente pobreza mundial…Los gobiernos en el mundo gastan anualmente US$1.300 billones (americanos) en gasto militar cuando se necesitaría sólo el 1% para alimentar a la gente con hambre del mundo y los 10 mayores fabricantes de armas del mundo lograron US$2,3 trillones de ganancia derivados de la guerra contra el terror” [4].La agricultura mecanizada y la industria producen abundancia de bienes, sin embargo muchos países y personas no disfrutan de esos beneficios.
2.        El conocimiento se ha democratizado, dado que la información es abundante y circula por los computadores, pero no todos tienen acceso a los recursos informáticos en este mundo de desigualdades, por ejemplo, en la isla de Manhattan hay más computadores que en todo África.
3.        

 [1] .Calderón Fernando y Szmulker Alicia. Globalización y nueva complejidad social. Página 8
[2] Ibid. Página 3.
[3] Ibid. Página 3.
[4].  Bonilla, María Elvira. El informe de la codicia. El País. Cali. Enero 27 de 2014.





Estamos a tiempo para salvar el Ártico

'Estamos a tiempo para salvar el Ártico'
14 de Febrero del 2014

Se derrite aceleradamente y lo amenaza la voracidad de las petroleras.

El creciente deshielo del Polo Norte debe preocuparnos a todos, pues el Ártico es fundamental para la regulación del clima del planeta. Además, “sus hielos reflejan los rayos solares nuevamente al espacio y evitan un incremento en la temperatura global, dice a EL TIEMPO Mauro Fernández, coordinador de la campaña de Clima y Energía de Greenpeace.
En la actualidad, el hielo del Polo Norte se derrite “por el cambio climático y deja al descubierto los oscuros océanos que, en lugar de reflejar esta energía, la absorben, acelerando, de forma dramática, el calentamiento global. Las consecuencias son catastróficas: el incremento del nivel del mar, la mayor frecuencia o intensidad de inundaciones, tifones o sequías, etc., etc.”, explica.
Los hielos del Ártico están siendo afectados visible y dramáticamente por el cambio climático, que no es un fenómeno natural sino producido, principalmente, por la quema de combustibles fósiles, como el carbón o petróleo, para producir energía, según el Grupo Intergubernamental de Expertos en Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC, por su sigla en inglés).
Se conoce como Ártico el área que circunda el Polo Norte y que se compone de partes de Estados Unidos (Alaska), Canadá, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Rusia y Suecia.
Las petroleras son hoy la gran amenaza del Polo Norte, también conocido como ‘Tierra del Sol de Medianoche’ por el fenómeno de la aurora boreal, pues “al derretirse los hielos polares, por el cambio climático, quedan al descubierto nuevos yacimientos de petróleo, que alimentan un peligroso círculo vicioso que amenaza no solo la sostenibilidad de la región sino el clima mundial en su totalidad”, afirma Fernández.
“Si las petroleras ingresan de lleno al Ártico, como se planea, será imposible evitar un derrame de petróleo con impactos irreparables. La actividad petrolera es la principal amenaza para esta región. La desaparición de los hielos polares genera una escalada de la presencia de las petroleras en la zona y significa un corrimiento de la frontera actual de los combustibles fósiles hacia zonas antes impensadas.
“Expandir la frontera fósil es una condena a muerte para el equilibrio climático global y afectará a millones de personas, que serán víctimas de megatormentas, sequías o inundaciones, que ocurrirán con cada vez mayor frecuencia e intensidad. La escasez de recursos a nivel global y la riqueza del Ártico generan un mayor interés de los Estados árticos, que militariza la zona con la intención de tomar posesión de recursos que al día de hoy son de dominio universal y que ponen en riesgo la paz y la seguridad global. El Ártico requiere acción urgente para detener el avance de las petroleras, la pesca industrial y la creciente militarización”, afirma.
Cruzada mundial
Más de cinco millones de personas en el mundo están apoyando una cruzada mundial para salvar el Ártico, impulsada por Greenpeace www.salvaelartico.org. Se busca que el Polo Norte sea convertido en un santuario ecológico, frenar la voraz ambición de las petroleras, evitar la desaparición de especies exclusivas de la zona, como el oso polar, y detener la que sería la peor catástrofe ambiental del siglo XXI: ¡la desaparición del Polo Norte!, si no hacemos nada ahora para impedir que su deshielo se acelere.
“Es indispensable el apoyo de cada colombiano y colombiana en esta cruzada mundial. Salvar el Ártico es un paso decisivo para salvar el clima en el que los humanos podemos sobrevivir sobre este planeta”, afirma Fernández.
¿Qué significa convertir el Ártico en santuario ecológico?
La Asamblea General de las Naciones Unidas debe declarar la figura del santuario. De esta manera, actividades industriales destructivas, como la petrolera o la pesca a gran escala, quedarían prohibidas. Asimismo, se preservaría la zona para la investigación científica y quedarían sin lugar los actuales reclamos.
¿De qué sirve el reciente apoyo del presidente Obama a esa iniciativa?
Estados Unidos es parte del Consejo del Ártico junto con Rusia, Noruega, Canadá, Dinamarca, Finlandia, Islandia y Suecia, pero el organismo, presidido actualmente por Canadá y que debería velar por la sostenibilidad de la región, no está tomando ninguna acción concreta para protegerla de las amenazas. Un compromiso de Estados Unidos marcaría un camino para el Consejo del Ártico, principalmente, si se considera que ese país asumirá la presidencia en el 2015.
Esperamos que el compromiso de Obama se materialice y Estados Unidos retire todas las licencias de operación en el Ártico, en especial las otorgadas a la petrolera Shell en Alaska; al mismo tiempo que orienta los esfuerzos políticos a la creación de un santuario en el Polo Norte de modo que pueda ser preservado como un área para la paz y la ciencia, así como lo es la Antártida.
¿Cuáles son las mayores resistencias a esa iniciativa?
Entre las principales está la influencia y capacidad de lobby de la industria petrolera sobre los gobiernos que actualmente gozan de influencia directa en la región. Desde Greenpeace creemos que, al tener el Ártico relevancia internacional, es la comunidad internacional la que debe estar involucrada en la discusión sobre el futuro de esta zona tan sensible para el clima global.
En términos de ganancias, ¿quién lleva la delantera?
Shell es la empresa que ha tenido la mayor recaudación del planeta en el año 2013. Este gigante ya invirtió más de US$ 5.000 millones desde 2003 para desarrollar un programa de exploración de petróleo en Alaska, pero Estados Unidos aún no vio un solo centavo de retribución. Luego de sucesivos problemas de operación, que incluyó la vergüenza internacional del choque de una plataforma contra las costas de Alaska en 2013, Shell tuvo que postergar sus planes del 2013.
Este año, un fallo de la Corte de San Francisco en los Estados Unidos ordenó al Departamento del Interior revisar las licencias otorgadas a Shell por inconsistencias en el Estudio de Impacto Ambiental. Esto demoró nuevamente las actividades de la empresa, por lo menos hasta el 2015.
Pero, aunque eso es una buena noticia, Shell está asociada con el gigante petrolero ruso Gazprom, que comercializa el 33 por ciento del gas en el mundo, para ingresar al Ártico por Rusia. El acuerdo entre estas compañías, firmado en abril del 2013, otorga beneficios para Shell de la extracción de petróleo que realice Gazprom del mar de Pechora.
¿Quiénes causan la mayor contaminación en el Ártico?
El Ártico está derritiéndose como nunca antes, producto del cambio climático. Este fenómeno es causado por la intervención humana, a partir de la revolución industrial. La actividad que más cambio climático genera es la quema de combustibles fósiles; exactamente los mismos que quieren extraerse de las profundidades del Ártico. Es un círculo vicioso que debe ser detenido en forma inmediata para tener una oportunidad de salvar el clima del planeta y evitar un derrame de petróleo en el Ártico. Entre las petroleras más responsables del cambio climático pueden contarse Shell y Gazprom en el top 10, así como la Exxon Mobile, Chevron y otras corporaciones con ambiciones en el Polo Norte.
¿Cómo puede ayudar Colombia a frenar este monumental desastre ambiental?
Convirtiéndose en Defensores del Ártico en www.salvaelartico.org. Allí podrán firmar una petición para reclamar que el Polo Norte sea convertido en santuario y que se prohíba la actividad petrolera y la pesca industrial. Ya somos más de cinco millones de personas a nivel global; pero necesitamos ser muchos más si queremos torcer el brazo de las corporaciones y los gobiernos más poderosos del mundo.
¿Qué sucederá si la cruzada mundial no obtiene el éxito esperado?
La extensión del hielo marino del Ártico llegó a su mínimo histórico en septiembre de 2012. Nunca antes, desde que existen registros, los hielos habían retrocedido a tal punto. Si bien 2013 no batió un nuevo récord, la tendencia continúa. Si los negocios se sobreponen a la sobrevivencia del planeta, imaginar al Ártico sin hielo es una posibilidad certera en este siglo.
De momento, un efecto directo del deshielo del Ártico es la eventual desaparición de los osos polares. Esta región es la única donde viven. Un Ártico sin hielo es una condena a muerte a los osos polares. El deshielo, como correctamente se interpreta, produce una inyección de agua dulce en los océanos que altera las corrientes marinas, afectando consecuentemente un ciclo vital en la regulación del clima que conocemos en las distintas regiones del planeta.
¿La disputa por la exploración de hidrocarburos entre Canadá y Rusia agrava el problema?
Las intenciones, tanto de gobiernos como de corporaciones, están siendo puestas a prueba con las actividades que realizan actualmente Shell y Gazprom. Si logramos detenerlos, y generar un movimiento global que exija que el Ártico sea declarado un santuario para la humanidad, estos actores deberán desistir de sus intenciones, más allá de la fiereza con la que las petroleras quieran combatir las decisiones democráticas de los pueblos del mundo.
Estamos a tiempo para actuar, pero no tenemos margen. Por eso es urgente que multipliquemos rápidamente la cantidad de Defensores del Ártico en www.salvaelartico.org, y sigamos exigiendo a Shell que abandone sus planes en el Polo Norte. Solo con el apoyo de millones de individuos en todo el mundo podremos proteger al Ártico tal como lo hicimos con la Antártida años atrás.